lunes, 30 de noviembre de 2009

Nieves

Llegó la nieve, a estas alturas ya se esperaba aunque no puedo evitar sacarle alguna foto.

Ahora mismo está cubriendo en Degaña así que a pelear de nuevo con ella ¡bienvenida sea!
A mediodia me encontré con este raposo, parece que también está sorprendido por la nevada.
La escasez de hojas hace que sea más fácil localizar a los paxarinos forestales.
En la foto un grupín de Lúganos(Carduelis spinus) sobre un abedul.

8 comentarios:

eminosuke dijo...

Preciosa la raposa, que debió pensar. ¿y qué hace éste fuera de su cocina... con la que ha caído?

Cienfuegos dijo...

¿¿Estabas esperando o el raposu tuvo tanta pachorra como para dejarse fotografiar tranquilamente??
Un saludo

María del Roxo dijo...

Qué guapa la nevada, Suso! Ya teníamos ganas de nieve...

Pixina G dijo...

¡ojalá! caiga la suficiente nieve, como para ir a probar unos trineos a la chama de Ginés o de Louteiro.

Noe Degaña dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noe Degaña dijo...

Haiku de la esperada primera nevada.


Blancos tejados
cristales que se empañan
llega el invierno.

MARIA I. dijo...

Que guapas fotos, y que frio dan, la raposa esta xelada no se si por la foto o por el frio......saludos

Suso dijo...

Bienvenido Cienfuegos, el raposu lo encontré mientras caminaba, me pilló con cámara en mano, cosa rara.
Pixina, creo que tendrás que subir mas alto para probar el trineo.
Gracias a todos por los comentarios