jueves, 8 de abril de 2010

¿¡¡¡¡turistas!!!!?

Pues sí, de vez en cuando se ve algún turista por Degaña, esta Semana Santa pude hacer esta foto de familia.

Los culpables eran un par de osos que se dejaban ver por la zona.

No cabe duda de que estamos en una de las zonas mejor conservadas de la Cordillera Cantábrica, esperemos que por mucho tiempo.

15 comentarios:

gavilan poyero dijo...

Efectivamente, la carretera desde la salida del tunel del Rañadoiro hasta casi llegar a Cerredo, estaba sembrada de gente en la carretera, mirando al otro lado, de hecho, casi me llevo a un par de ellos con el coche.
Se veía a la gente superpreparada, dispuesta a salir caminado por el monte a invadir los territorios oseros.
¡ dios mio la que nos espera si esto se pone de moda!

Pixina G dijo...

Hay que reconocer que en una carretera por donde circulamos todos, esto no debería suceder y más aún en la carretera de larón- Fondosdevega (a mi modo de ver un tramo peligroso).
Un lugar propicio para este "entretenimiento" sería la carretera antigua que sube el Rañadoiro, y que ahora nos la cierran.
Y nuestros políticos y naturalistas le llaman a esto "visión de futuro"

María del Roxo dijo...

Pues ¿qué queréis que os diga? Yo también estuve allí y considero que estoy en mi pleno derecho a observar y fotografiar a los osos (eso sí: siempre desde la distancia y sin interferir para nada en su actividad).

¿Acaso la planeada ampliación de la mina a cielo abierto de Cerredo no es mucho más agresiva con el habitat del oso?

¿Quizás el paso de los cientos de camiones durante dos años cargados de escombros del túnel es algo preferible?

¿Por qué se demoniza la llegada de un turismo sostenible cuando es la única fórmula posible para la recuperación económica de nuestros concejos?

¿Es más dañino un montañero amante del paisaje y cuidadoso con el mismo que el paisano que prende fuego todos los años y quema los montes?

Permitidme añadir que odio el turismo de masas con todas mis fuerzas y que nada más lejos de mis intenciones que convertir El Lejano Oeste en una réplica de Port Aventura... pero ¿realmente os parece contraproducente que nuestra riqueza natural genere actividad económica? ¿no sería mejor preocuparse por poner los medios para conservar nuestros recursos y que éstos se pudieran convertir en el motor económico de nuestra tierra?

En fin, es mi modesta opinión, aunque más bien me ha salido una especie de testamento... lo siento.

Xastre dijo...

Yo también estuve allí el Sábado de Pascua. María del Roxo me ha dejado sin palabras y ha dicho todo cuanto yo pudiera haber comentado. No tengo nada que añadir (ni quitar) a su "testamento".

gavilan poyero dijo...

A ver María, vamos por partes, como dijo Jack el destripador.
Efectivamente, estás y estamos en nuestro pleno derecho de observar sin invadir, pero esto debe incluir tambien la carretera, si observas la foto, este tipo y el grupo más lejano, invaden todo un carril, cuando digo que casi me llevo a un par de ellos, no es broma, la gente se movía en la carretera como si estuvieran en el Zoo y eso es peligroso para ellos y para los conductores.

Por ora parte, es evidente que es enhorabuena, que tengamos turismo y más de este tipo, que yo también creo que en su mayoría son gente respetuosa con el medioambiente ( el que viene al lejano, no busca chiringuito y sombrilla), pero es ahora, cuando justo está empezando, cuando los politicuchos que tenemos, se deberían de dar cuenta del real potencial que tenemos entre las manos y por una parte encargarse de fomentarlo y por otra generar infraestructuras que lo consoliden.
Sin pensar, se me ocurre que habría que ir organizando:
Rutas guiadas y señalizadas, en buenas condiciones.
Aparcamientos para evitar la invasión de cualquier rincón libre de la carretera o carril de los praos, a ser posible dentro de los núcleos urbanos, para favorecer el consumo dentro de los comercios propios.
Oficina de información para visitantes.
Mejorar la cobertura móvil de las zonas e incluir en núcleos urbanos zonas de acceso libre a la red wifi.
Y así hasta el infinito, se que es un tema complicado, pero muy apasionante, ver el futuro de unas zonas tan demacradas como las nuestras dentro de su propio olvido, me genera mucha incertidumbre.
Eres bonito, porque estás olvidado, el dilema, es como dejar de estarlo y continuar siendo bonito. O hacemos las cosas con dos dedos de frente ahora que aún no ha empezado nada, pero podemos vislumbrar lo que podría llegar a ser, o volveremos a lamentarnos de otra( tal vez la última) oportunidad perdida para estos nuestros concejos del alma.

Ufffffff... he dicho.....

Nota mental: tema para el próximo encuentro bloguero del Lejano Oeste: El turismo sostenible

Salud2

María del Roxo dijo...

Xastre: siento haberte dejado sin palabras... normalmente, el de los testamentos eres tú...ja, ja.

Gavilán: tomo nota de tu propuesta como tema del próximo encuentro, pero no olvides que somos unos pobres diablos cuyas opiniones nunca van a ser tenidas en cuenta. Eso sí: VEN AL ENCUENTRO!!!

Carlos de Sebastián dijo...

Yo en este caso no creo que el problema sea el de la masificación del turismo, sino el de la educación vial. Una carretera no es lugar para detenerse como peatón, a no ser en el arcén, ¡y menos aún para poner un trípode! como el señor del primer plano que en mi opinión debería haber sido multado. El tramo en cuestión es de los peores y más peligrosos de la carrtera entre Ḷḷaron y la Coḷḷada'i Zarréu. Y cuando se reformó la carretera, entre los ochenta y noventa, en esta zona no se eliminaron curvas debido a las dificultades que impone el relieve abrupto.
En otras partes que si se eliminaron curvas no se aprovechó bien el espacio dejado por el antiguo trazado. Este es otro tema que es bastante interesante para el disfrute paisajístico de la zona. En esas curvas a las que me refiero dejaron un desnivel entre la nueva y la vieja carretera que hace dificil o imposible hasta estacionar. Lo mejor hubiera sido dejarlo a la misma altura y en algún punto con especial buen paisaje poner incluso un banquín con un par de arbolinos para darle sombra. Uno de estos espacios que me parece paradigmático, aunque no en la AS-15, es el que se encuentra justo encima del Reboḷḷal subiendo al Capillo, desde el que hay muchas fotografías, incluso en publicaciones, por la magnífica perspectiva del valle.

Víctor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gavilan poyero dijo...

Nunca diagas nunca jamas, María.
Todo será cuestión de liarse la manta a la cabeza y presentarse a la alcaldía.
Este es otro tema apasionante, si la gente para prepararse, sale de los pueblos y una vez que ya esta preparada, no vuelve a ellos ¿ quién tiene la culpa de que nos dirijan los que se quedan?
La pescadilla de siempre, que se muerde la cola....



......
¿ Cuantos votos harían falta para salir elegido?
¿P.L.O? ( partido del Lejano Oete)
¿ A quién ponemos de tesorero y a quién de concejal de urbanismo?.....

Uhhyy perdon, que me he quedado pensando en voz alta.

Salu2

Ana Alvarez dijo...

La ley de protección de animales en peligro de extinción prohibe fotografiar, hacer videos y molestar a este tipo de animales. La culpa no la tiene la gente que al ver que el oso está al otro lado de la carretera y se para a verlo (es un espectáculo inigualable), el problema es que desgraciadamente siempre hay alguno que quiere ser el "mas listo" y en vez de ver al animal en su entorno intenta meterse en el. yo tengo la suerte de ver los osos muy a menudo, desde la ventana los veo todos los años, y si andan por el cielo abierto como si nada, no se van a asustar de "cuatro" personas que lo ven a lo lejos. lo importante es ser educado y ver sin molestar.

Noelia dijo...

Dice Carlos que el problema no está en el turismo, que está en la educación vial, yo iría más allá y diría que básicamente el problema es de educación, así, en general.

Me consta también que allí habia muchos que no eran turistas.

El caso es que yo no estaba en el lugar de los hechos, pero casualmente llamé a Jesús y cuando me cogió el teléfono pensaba que estaba en un bar tal era la romería que había allí montada.

Estamos hablando de una especie protegida y la ley intenta protegerla no de gente como María, Xastre etc, sino de personas que no tienen control y que en el afán de conseguir una buena foto se van detrás de él a tocarle un poco las narices.

Como dice Ana, en el tacho se ve todos los años y la gente desde la acera lo mira y tan contentos, ahora bien, se sabe de gente que fue tras él intentando ser el que más cerca lo vió.
¿Qué pasaría en el caso de que se acercara mucho y el oso hasta el moño de que le fastidiasen la cena le diera un buen zarpazo?
La noticia saldría en todos los medios perjudicando aún más la imagen del oso, bueno, y ya de paso se le echaría la culpa a algún ecologista pa aprovechar el viaje.
Mamina qué rollo acabo de soltar...

Jose de Mingo dijo...

Muy interesante el tema y los comentarios que ha suscitado el mismo. Tendríamos que hacernos varias preguntas: ¿Queremos turismo?.¿Qué turismo queremos?¿Cuántos turistas estaríamos dispuestos a admitir, para que no se masifique la zona?¿Estamos preparados para recibir al turista? ¿Están preparadas las infraestructuras?.
Todos los comentarios que he leído tienen su parte de razón pero, si como dice gavilán poyero llegamos a la conclusión de ....¡la que nos espera...!, qué puede ser mejor el remedio o la enfermedad.
Pasé el sábado y el domingo por el lugar en cuestión y lo malo del caso es, además del descontrol, que desde hace años hay en la zona un vertedero clausurado que tras su cierre definitivo se tenía que haber convertido en un área recreativa. Si esto se hubiera hecho a su debido tiempo,seguramente el gentío del fin de semana no nos hubiera sorprendido tanto porque los vehículos estarían bien estacionados y la gente tendría un buen lugar de observación sin necesidad de invadir la carretera. Esto es lo que hay que ir planificando, pero la primera que falla es la propia administración que, como bien dice Carlos de Sebastián, no aprovecha las zonas de la carretera dejadas al realizar el nuevo trazado, para crear áreas de esparcimiento o simples aparcaderos.

Suso dijo...

No estaría mal que existiese una red de observatorios de fauna donde el visitante pudiera recorer toda la comarca, al igual que las areas recreativas.
A mi el turista no me molesta, al menos los que vienen por aquí, el turismo es un sector como otro cualquiera, incluso me fastidia que no tengan mas infraestructuras y lugares para visitar.

Milio'i Sebastián dijo...

Interesantes propuestas. El caso presentado muestra que falta un plan de aprovechamiento de partes de la antigua carretera (Carlos)y observatorios de fauna (Suso), para que ese turista educado (Noelia), que no molesta a conductores (Pixina) ni a Osos (Ana), sujeto del turismo sostenible, genere mayor actividad económica (María) y que sirva para fijar población (Gavilán)...etc

Ana dijo...

Jolin.... Milio que bien lo has resumido todo